16 »En aquel día —afirma el SEÑOR—,ya no me llamarás: “mi señor”,asino que me dirás: “esposo mío”.