33 Pero el que me obedezca vivirá tranquilo,sosegado y sin temor del mal».