18 El que desprecia la disciplina sufre pobreza y deshonra;el que atiende la corrección recibe grandes honores.