28 El corazón del justo medita sus respuestas,pero la boca del malvado rebosa de maldad.