20 El que atiende a la palabra, prospera.¡Dichoso el que confía en el SEÑOR!