22 Fuente de vida es la prudencia para quien la posee;el castigo de los necios es su propia necedad.