10 Cala más un regaño en el hombre prudenteque cien latigazos en el obstinado.