23 El temor del SEÑOR conduce a la vida;da un sueño tranquilo y evita los problemas.