20 porque el malvado no tiene porvenir;¡la lámpara del impío se apagará!