18 Donde no hay visión, el pueblo se extravía;¡dichosos los que son obedientes a la ley!