6 Al malvado lo atrapa su propia maldad,pero el justo puede cantar de alegría.