4 Pero al fin resulta más amarga que la hiely más cortante que una espada de dos filos.