Advertencia contra el adulterio

20 Hijo mío, obedece el mandamiento de tu padrey no abandones la enseñanza de tu madre.