25 No abrigues en tu corazón deseos por su belleza,ni te dejes cautivar por sus ojos,