32 Pero al que comete adulterio le faltan sesos;el que así actúa se destruye a sí mismo.