3 Llévalos atados en los dedos;anótalos en la tablilla de tu corazón.