24 No existían los grandes mares cuando yo nací;no había entonces manantiales de abundantes aguas.