20 Luego Isaías se atreve a decir:«Dejé que me hallaran los que no me buscaban;me di a conocer a los que no preguntaban por mí».a