21 porque si Dios no tuvo miramientos con las ramas originales, tampoco los tendrá contigo.