13 Porque Dios no considera justos a los que oyen la ley sino a los que la cumplen.