7 porque el que muere queda liberado del pecado.