5 Porque el SEÑOR es bueno y su gran amor es eterno;su fidelidad permanece para siempre.