1 ¡Alaba, alma mía, al SEÑOR!SEÑOR mi Dios, tú eres grandioso;te has revestido de gloria y majestad.