21 Los leones rugen, reclamando su presa,exigiendo que Dios les dé su alimento.