4 Recuérdame, SEÑOR, cuando te compadezcas de tu pueblo;ven en mi ayuda el día de tu salvación.