96 He visto que aun la perfección tiene sus límites;¡solo tus mandamientos son infinitos!