3 No permitirá que tu pie resbale;jamás duerme el que te cuida.