24 Al que nos libra de nuestros adversarios;su gran amor perdura para siempre.