7 SEÑOR, acuérdate de los edomitasel día en que cayó Jerusalén.«¡Arrásenla —gritaban—,arrásenla hasta sus cimientos!»