7 Aunque pase yo por grandes angustias,tú me darás vida;contra el furor de mis enemigos extenderás la mano:¡tu mano derecha me pondrá a salvo!