3 SEÑOR, ponme en la boca un centinela;un guardia a la puerta de mis labios.