3 Cuando ya no me queda aliento,tú me muestras el camino.aPor la senda que transitoalgunos me han tendido una trampa.