3 Pero tú eres santo, tú eres rey,¡tú eres la alabanza de Israel!