22 ¡Libra, oh Dios, a Israelde todas sus angustias!