11 Pero los planes del SEÑOR quedan firmes para siempre;los designios de su mente son eternos.