20 Esperamos confiados en el SEÑOR;él es nuestro socorro y nuestro escudo.