22 SEÑOR, tú has visto todo esto;no te quedes callado.¡Señor, no te alejes de mí!