7 ¡cuán precioso, oh Dios, es tu gran amor!Todo ser humano halla refugioa la sombra de tus alas.