11 El rey está cautivado por tu hermosura;él es tu señor: inclínate ante él.