5 Que tus agudas flechas atraviesenel corazón de los enemigos del rey,y que caigan las naciones a tus pies.