8 Vengan y vean los portentos del SEÑOR;él ha traído desolación sobre la tierra.