5 y hará recaer el mal sobre mis adversarios.Por tu fidelidad, SEÑOR, ¡destrúyelos!