9 Que sin darse cuenta, ardan como espinos;que el viento los arrastre, estén verdes o secos.