10 ¿No eres tú, oh Dios, quien nos ha rechazado?¡Ya no sales, oh Dios, con nuestros ejércitos!