4 ¡Dichoso aquel a quien tú escoges,al que atraes a ti para que viva en tus atrios!Saciémonos de los bienes de tu casa,de los dones de tu santo templo.