5 entonces que mi enemigo me persiga y me alcance;que me haga morder el polvoy arrastre mi honra por los suelos. Selah