17 Tú, oh Dios, me enseñaste desde mi juventud,y aún hoy anuncio todos tus prodigios.