15 ¡Que viva el rey!¡Que se le entregue el oro de Sabá!Que se ore por él sin cesar;que todos los días se le bendiga.