18 Recuerda, SEÑOR, que tu enemigo se burla,y que un pueblo insensato ofende tu nombre.