5 Los valientes yacen ahora despojados;han caído en el sopor de la muerte.Ninguno de esos hombres aguerridosvolverá a levantar sus manos.